Hasta que caigan los muros 2. Historia de las prisiones

¿Desde cuándo existen las prisiones?¿Han sido siempre como las conocemos ahora?¿En qué contexto se crean? ¿A qué supuestas necesidades sociales responden? Seguir leyendo “Hasta que caigan los muros 2. Historia de las prisiones”

Okupación frente a la despreokupación

El tiempo tiene la cualidad de digerir, catalizar y hacer la digestión del pasado creando así ese concepto abstracto que tanto nos cuesta definir y entender llamado “presente” que, a su vez, nace embarazado de un presente próximo llamado “futuro”. Es preciso entonces, para tratar de entender la actualidad que nos empapa día a día, echar un vistazo atrás, ver la evolución y el proceso de lo que nos ha precedido y darnos cuenta de que, no existe la generación espontánea. La historia sigue tejiendo su hilo sin cesar y el ser humano tiene la capacidad de hacer con el lo que crea más conveniente (¿O no? Eso ya sería otro tema a discutir bastante interesante). Seguir leyendo “Okupación frente a la despreokupación”

Las políticas del porno

En esta entrega de Resakón Politikón le metemos mano al porno. Sí, sí, vamos a hablar de porno. Si el porno habla de política y los políticos hablan de porno ¿por qué no íbamos nosotros a mezclar las dos cosas? A fin de cuentas, se puede hacer política con el porno.

 

Cuando escuchamos la palabra “porno” tendemos a pensar en los vídeos eróticos, los argumentos ausentes y una avalancha de estímulos audiovisuales, generalmente albergados en los grandes tubes de internet. Pero el porno, la pornografía, es mucho más e infinitamente más antigua que Brazzers y compañía.

Hasta la entrada del cristianismo en la vida política europea (Alta Edad Media), las representaciones de escenas eróticas eran habituales, incluso en el arte religioso. En nuestra tradición literaria encontramos literatura erótica de la pluma de grandes clásicos como Ovidio, Juvenal, Safo, Petronio o Catulo. Pero con la llegada de la moral cristiana, crítica con el estilo de vida de los patricios imperiales, Venus y Baco pasan de ser deidades a motivos para la condenación eterna, en la forma de los pecados de la lujuria y la gula. Seguir leyendo “Las políticas del porno”